Microtía

La microtia es un defecto congénito de la oreja que se presenta en alrededor de tres de cada 10,000 nacidos vivos. La traducción literal del nombre médico es “oreja pequeña” y el defecto puede ser unilateral (que afecta sólo a una oreja) o bilateral (que afecta a las dos). Cuando la microtia es bilateral, el riesgo de pérdida de la audición es mayor. Sin embargo, muchos pacientes alcanzan excelentes niveles auditivos con la cirugía reconstructiva de orejas y audífonos de conducción ósea.

El procedimiento 

En general, la cirugía reconstructiva de orejas completa se desarrolla en cuatro etapas diferenciadas, cada una de las cuales incluye uno o dos procedimientos. Para que los resultados y la recuperación sean óptimos, la mayoría de los especialistas en otoplastia completan estas etapas a intervalos de dos o tres meses.

Primera etapa: La primera etapa de la cirugía de reconstrucción de orejas incluye dos procedimientos: obtener cartílago sano de las costillas y luego insertar el cartílago preparado en un bolsillo de piel debajo de la oreja deformada o dañada. Este paso de la cirugía lleva entre cuatro y cinco horas y requiere dos o tres días de recuperación en el hospital.

Segunda etapa: Durante la segunda etapa del proceso de reconstrucción de la oreja, se crea el nuevo lóbulo. Esta cirugía ambulatoria lleva aproximadamente una hora y las suturas se quitan una semana después de la operación.

Tercera etapa: En la tercera etapa de la cirugía reconstructiva de oreja, la oreja recientemente formada (el marco del cartílago y el lóbulo) se levanta desde el costado de la cabeza y luego se aplica un injerto de piel en la parte inferior de la oreja. Normalmente, el pequeño injerto de piel se obtiene de la parte superior del glúteo y el área del injerto cicatriza sola bajo un vendaje de protección. Esta cirugía ambulatoria dura alrededor de dos horas y las suturas se quitan una semana después de la operación.
Es muy importante que, después de cada etapa de la cirugía de reconstrucción de orejas, los pacientes eviten hacer deportes de contacto durante unas cuatro semanas. También deberán prestarle mucha atención al área de la cirugía, para detectar posibles efectos secundarios de la otoplastia. Si bien los riesgos asociados con la cirugía reconstructiva de orejas son mínimos, todos los procedimientos quirúrgicos tienen complicaciones potenciales. Para alcanzar óptimos resultados y tener una buena recuperación es fundamental que siga atentamente las instrucciones del cirujano.



¿Quiere hacernos una consulta?

Complete el formulario con sus datos y pronto nos contactaremos con ud.

Por favor, ingrese su nombre.
Por favor, ingrese su teléfono.
Formato de teléfono no válido.
Por favor, ingrese su e-mail.
Por favor, ingrese una e-mail válido.
Por favor, ingrese una consulta.